CloudFlare

CloudFlare protege cualquier página web a la vez que acelera su velocidad de carga. Una vez añadida a CloudFlare, el tráfico de dicha web se pasa a través de una red global inteligente que optimiza automáticamente el envío de paquetes desde la página. Este método garantiza que los usuarios gocen de un tiempo de carga menor y, en general, un mayor rendimiento.

Además de mejorar la velocidad, CloudFlare también bloquea amenazas y limita el uso abusivo de bots y "arañas" que malgastan el ancho de banda y recursos del servidor. Las webs que pasan por CloudFlare ven reducido el tráfico falso y otros ataques significativamente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.